Dejarse llevar

Hola soy Estefanía Ayala…

Dejarse llevar, expresión confusa.

Que significa dejarse llevar?.. ¿es dejarse arrastrar por la marea? ¿Ir a favor de la corriente, seder?.. he dejado en claro en “pertenecer” que luchar por lo que quieres, ir detrás de tus sueños implica muchas veces ir en contra de la corriente, renunciar a pertenecer. ¿Porque entonces ahora hablo de la expresión,  “dejarse llevar”?

Dejarse llevar, como las olas del mar, fluir. Estemos en el mundo pero no seamos del mundo. A este tipo de dejarse llevar me refiero. ¿Todavía confuso?

Lo explicaré con un ejemplo, que me encanta contemplar.

El agua, ¿que es el agua? pregunta retórica. Molécula de dos hidrogeno enlazado a un oxigeno (H2O). Si, me he puesto un poco química, al fin al cabo es mi profesión actual, jajaja.

Bien, el agua es uno de las pocas sustancias con la capacidad de estar en los tres estados mas conocidos de la materia. No se preocupen, para lo que no saben , se los revelaré: solido, liquido y gas. Estados completamente diferentes entre si, sin embargo el agua logra estar en cada uno de ellos sin perder su esencia, su identidad.

¿Han escuchado la frase, sean como el agua? En mi mente esta frase cobra sentido con lo que acabo de explicar. El agua es tan genial, que sabe como adaptarse, sabe como “dejarse llevar”  por cualquier situación que se le presente, ella fluye o se transforma, todo esto sin perder su identidad.

A este tipo de dejarse llevar me refiero. Ser lo mas flexible que el cuerpo y la mente permita para no romperse, para no quebrantar la vida ante cada situación que se presente y lo mejor: sin perder el quien soy (esencia) dentro del proceso . Yo quiero esto

Dejar esa compulsión maniática de tener todo controlado, de buscar el porque de cada situación o prever todos los posibles futuros de nuestra vida. Si, creo totalmente que todo pasa por una razón, pero no necesito saber el porque inmediato. Algunas respuestas no nos pertenecenEstoy segura que el agua no se pregunta constantemente porque debe fluir o cambiar de estado, simplemente lo hace cuando la situación lo amerita.

Dejarse llevar es dejar tanta rigidez, abrirse paso al mundo de las oportunidades y ver que pasa. A algunas personas puede incomodarle este concepto:  las controladas por ejemplo. Como que ¿a ver que es lo que pasa? y ¿donde quedan los planes? ¿la organización?. Tener todas estas cosas esta bien, uno no puede ir a la guerra sin armadura de eso estamos claros, pero lo que ocurra fuera de los planes en la “guerra” no podrás controlarlo. Muchas veces será necesario cambiar la dirección de nuestro rumbo, si tratamos de aferrarnos a nuestros planes cegada y rígidamente lo mas probable es que nada salga como esperamos de todas formas pero si estaremos involucrados en un desgaste mental increíble!. Algunas situaciones están fuera de nuestro control .

Pero tranquilos, no todo esta perdido, hay algo que si podemos controlar y es la actitud que adoptemos frente a lo que se presenta. Adoptar una postura flexible nos ayuda a sobrellevar la tormenta para no quebrarnos. Como el agua.

Dejarse llevar otorga libertad. Libertad de movimiento porque nada te amarra, nada te detiene, simplemente fluyes y te adaptas. Rompes cadenas, rompes estigmas y ayuda atravesar barreras.

No necesitas perder tu identidad, entregar tu persona para dejarte llevar, esto es algo que me repito mentalmente, pues a veces suelo perderme en el proceso. No permitir que nada ni nadie altere tu alma, toque tu persona, pues esto es lo único que te pertenece. Como el agua, a pesar de ser contaminada, de estar aparentemente “sucia” protege y guarda sus propiedades para siempre seguir siendo H2O.

Dejarse llevar es adquirir serenidad aun en medio de la tormenta. Confiar de que todo al final ocupara su lugar y que en ocasiones el resultado no será lo que pensabas pero será lo que necesitabas en ese preciso momento.

Quiero ser como el agua, realmente quiero dejarme llevar en todo y cada uno de los aspectos de mi vida. Hay mucho que trabajar y se que es una meta ambiciosa, pero vale la pena luchar porque al fin y al cabo somos seres cuyo cuerpo posee 65% agua solo hay encontrar la manera de dejarse llevar!

Saludos…

Contemplar

Hola soy Estefanía Ayala…

Contemplar. Algo que no sabia realizar.. el arte de la contemplación. Muchos hablan de esto y lo asocian con la meditación.

Como me cuesta meditar, en la forma que conozco. “Poner la mente en blanco” ¿como se supone que pueda silenciar todos mis pensamientos?, ¿Acaso esto es posible?

El ser humano no sabe hacer nada mejor que pensar… Algunos piensan mas, otros piensan poco pero cosas geniales y útiles (Grandes Ideas), pero en definitivo todo mundo piensa.

Hay una serie de procesos y secuencias para generar hasta el mas estúpido de los pensamientos. El pensar es un arte, por muy fácil que se nos de, como el respirar. No deberíamos darlo por sentado, en vez de eso podríamos apreciar la maravillosa maquina que nos han regalado para engendrar pensamientos.

He leído un libro sobre la elaboración de pensamientos y vaya que me ha asombrado. El tener el privilegio de ser una raza pensante y analítica, me hace sentirme importante, aunque a veces crea que tengo pensamientos demasiado tontos!

No me preocupa ser una persona pensante, pero de un tiempo para acá si me preocupa el hecho de ser hiperpensante. La calidad de pensamientos que tengamos también es un factor determinante de nuestras vidas, pero eso punto vendrá después.

¿hiperpensante?

Si, híperpensante… la persona que piensa demasiado las cosas, al punto de generar síntomas físicos o psicosomáticas.. como la ansiedad, malhumor, cansancio, fatiga, estrés, falta de apetito o sobre apetito entre otros..

Una persona que vive en sus pensamientos, que constantemente esta sumergido en las carpetas de su mente, no encuentra el espacio para contemplar. La contemplación requiere de estar en el presente, en el aquí, ahora; y una persona hiperpensante, esta en cualquier lugar de su mente menos en el ahora. Generalmente fantasea demasiado o vive entre el pasado y el futuro.

Puedo decir que la mayor parte de mi vida , he sido hiperpensante. Siempre en el pasado o siempre en el futuro, pero nunca en el presente.  Esta culpabilidad del pasado que me atormentaba o la ansiedad del futuro que me consumía. Gran parte de mi vida he vivido en estos dos estados.

He aprendido que esto no es vida…

Pasado

“No se puede vivir en las culpas del pasado, no hay nada que se pueda hacer respecto a el excepto que aceptarlo. Mientras mas rápido se acepte , mas rápido dejará de atormentarte.”

Repetirme esto una y otra vez cuando siento que he fallado, que me he equivocado o que he podido hacer las cosas de una mejor manera. Soy humana, me recuerdo y esta bien equivocarse, fallar, arrepentirse o cualquiera de sus denominaciones. Mientras mas me equivoco, mas humana realizo que soy.

Futuro

Intentar predecir el futuro “correcto”  tampoco es saludable. Vivir con el miedo del mañana tampoco lo es. La realidad es que: podría no haber un mañana, inclusive podría no haber otra hora de vida, ¿para que necesito esta ansiedad de pensar en lo que puede o no pueda o deba ocurrir?. Lo único seguro que tengo es este momento

“Miro a mi alrededor, siento mis manos, toco lo que tengo al alcance, respiro y comienzo a contemplar. Esto es lo real! estoy viva, en este momento y aunque aveces me cueste recordarlo, esto es lo mas importante. Cada segundo, cada momento de vida.”

He comenzado a hacer esta practica constantemente, me ayuda a mantener el control de mi mente, a quedarme aquí en el momento y no en las fantasías o predicciones de mi mente.

Presente

El ahora. Lo miro fijamente, enfoco los detalles. Cosas que antes me parecían insignificante, realmente han cobrado un gran valor. Ver las flores, preguntarme ¿como crecen? observar como los insectos hacen su trabajo. Observar las nubes, preguntarme como y porque se forman de la manera que lo hacen. Cosas del día a día, hasta la mas sencilla de las cosas, hoy en día las he logrado ver con asombro.

Me gusta. Me llena. Me hace sentir feliz…. El arte de la contemplación.

Es un proceso, toma tiempo…

Hay que adiestrar la mente, sino termina controlándonos. Como a un niño pequeño, a la mente hay que enseñarle, no crece sola. Se mal acostumbra y se vuelve insoportable sino se le aplica disciplina, si no se le enseña.

No existe nada peor que vivir en una cárcel mental. Dominada por el miedo, la ansiedad, culpas, pensamientos tóxicos. Todo un tormento; en cuerpo eres libre, pero mentalmente estas preso.

Es un proceso, quizás si hubiera aprendido desde pequeña a lidiar con mi mente, no estuviera escribiendo esto. Pero es la vida que me ha tocado, ¿La buena noticia? Lo he realizado y me dispongo a cambiarlo!

Se que en muchas ocasiones ha sido y será difícil. Mis paradigmas mas inflexibles, duelen! Es como intentar doblar un pedazo de metal, cuesta. Pero he tenido que hacerlo, por mi salud mental, por mi felicidad.

Cuestiono…

Cuando me encasillo en una idea o en uno de mis paradigmas, hago una pausa. Medito, (siii estoy aprendiendo a meditar!!!) ¿ porque debería ser este pensamiento la única perspectiva existente? me cuestiono: ¿Realmente estoy viendo todas las posibilidades? o estoy decidiendo solo ver en ese único enfoque. Como las cámaras, una vez enfocado el objetivo, es lo que mas vislumbra en la foto. Todo lo demás es secundario y hasta aparece borroso.

Pero yo quiero ver el panorama completo, y para esto es necesario cuestionar ciertas ideas de las cuales me encuentro aferrada, algunas de ellas en total desconocimiento de mi aferro. Es por eso que cuestionarme, me ayuda.

¿Porque? ¿Para Que? ¿Es necesario? ¿Vale la pena para mi? las preguntas que te quieras hacer y piensa  a fondo en las respuestas. Respuestas como “porque si”  y “si” no ayudan a crecer, no te abren el campo para ver. Ser Mas elaborado, mas meticuloso en cada una de las respuestas, te permite analizar y al final comprender. Finalmente creo que estoy agarrando lo de contemplar!

No todo lo tengo resuelto…

A pesar de haber descubierto algunas herramientas y “salvavidas”, no tengo todo resuelto. De hecho no creo poder tenerlo en su totalidad, al menos no en esta vida, pero no me permito rendirme.

Intentar ser la mejor versión de mi misma. Me falta mucho, lo se… pero estoy avanzando, me encuentro en el camino. He aprendido a contemplar, considero que estoy en los primeros niveles pero es solo por ahora!

Conocer, aceptar, amar y respetar, cada rincón, cada imperfección, cada linea de mi: en eso estoy y seguiré.

Saludos!

Pertenecer

Hola Soy Estefanía Ayala..

“me encuentro en un viaje, busco la felicidad” mi pensamiento desde enero de este año.

He tenido unos meses sin duda de mucho aprendizaje. Empece buscando la felicidad y he terminado encontrando algo mayor. No se si pueda describirlo tan bien como lo vivo, pero lo intentaré.

Creo que todo ser humano quiere alcanzar la felicidad, sin embargo no todos están dispuestos a tomar el riesgo de luchar y  en ocasiones dejar ir, en orden de alcanzar dicha felicidad. Cada ser humano alega querer ser diferente, pero en nuestros adentros solo queremos pertenecer. Es por eso que accedemos a las exigencias de las sociedades, es por eso que nos preocupa lo que opine la sociedad, es por eso que nos convertimos en todos iguales.

IMG_0622

Pertenecer. Pertenecer, a alguien u a algo, pero pertenecer. Yo he querido pertenecer… Nunca ha salido como esperaba.

El pertenecer, con lleva a una serie de sucesos, la renuncia por ejemplo. Si, la renuncia de quien uno es.  Se comienza sutilmente, renuncias pequeñas, no pasa nada… no importa puedo dejar esto, puedo dejar lo aquello, quiero pertenecer… cuando menos te lo esperas ya has cambiado por completo. ¿Lo peor? tu mismo no te agradas, no te gusta la persona en la que te has convertido, pero perteneces.

Pertenecer es ir a favor de la corriente, te sientes a gusto pero jamas feliz ,oh si!, porque la felicidad se encuentra en contra corriente. Solo los peces muertos van con la corriente, un día escuche,  y yo si que estaba muerta, por dentro, cada día un poco mas.

Para ser feliz encontré que debía luchar, nadar no flotar, tener carácter y coraje, para ser diferente, para ir por lo que quiero. Romper esquemas, romper estigmas, romper todo aquello que me ata. ¿Que haces? detente!!.. dirán los que van con la corriente, los que no se atreven a luchar por sus sueños o son demasiado perezosos para la lucha. No escuches!!  sigue tu camino, me grita mis adentros.

No todos han intentado detenerme. Me he cruzado con personas que se encuentran en su propia lucha, me han alentado!! a veces cuando estoy apunto de ceder  ante la corriente y me han dicho Ve por tus sueños!! 

De vez en cuando puedo sentirme en soledad, he descubierto que es completamente normal. Realmente en la vida son muy pocas las almas que entenderán  y respetarán tu batalla, pero algo muy adentro me recuerda porque estoy en ella, para que estoy luchando, el propósito.

Cuando menos me lo espere, me toparé con ese alguien, que también se encuentra en lucha, pero que la lucha se hará mas a mena cuando estemos juntos. Lucharemos por nuestros sueños, se luchara por las metas, juntos pero no revueltos como dicen, porque no hay nada mas bonito que ser con alguien y no pertenecer a alguien. La contra corriente se hace mas a mena.

Lo he decifrado!! y desde entonces lucho.. ya no pertenezco.

Mientras lo hago disfruto del camino. Pues he descubierto que la felicidad se encuentra ahí, no es un destino, sino todo el camino, la lucha y el coraje de recorrerlo!!!.. un estado de la mente que se mantiene a través del tiempo mientras así lo decidamos.

Saludos!

a mi mama!

Hola soy Estefanía Ayala

hoy quiero salirme un poco del esquema y hablar sobre mi mama. Un poco diferente a lo que usualmente escribo, pero que guarda ancha relación con mi búsqueda de la felicidad. Muchas de las características o de las cualidades que nos determinan como persona son adquiridas y moldeadas de nuestros padres, o lo que hemos vividos con ellos. Mi relación con mi mama en definitiva, es algo que me ha marcado y ha contribuido en la persona que soy hoy.

Mi madre, no solo es mi madre, es madre de dos mujeres mas. Soy su primera hija, o como me llama ella “su bebe grande”. Divorciada, pero no soltera. Ama su trabajo, ama lo que hace, creo que las mejores horas de su vida se las ha dedicado a su crecimiento profesional. Es una mujer demasiado independiente, profesional y económicamente hablando. La admiro tanto en ese sentido, nunca la he escuchado quejarse de lo que hace.

IMG_7648

En la casa aprendimos que mi mama era una mujer profesional y definitivamente las cosas del hogar no eran lo suyo. Esto quiere decir que tuvimos nana hasta la adolescencia, la encargada de todo respecto al hogar. Mi mama, muchas veces olvidó hacer super, hahaha y eso era motivo de conflicto y guerras conmigo. He perdido la cuenta de las veces que hemos discutido. Mi madre es el vivo ejemplo de que se puedes ser exitoso en una área y tener deficiencia en otras.

Le cuestan las emociones, simplemente no sabe como manejarlas bien y esto la ha llevado a suprimirlas o evitarlas un poco. No es una persona seca, realmente tengo una mama cariñosa, pero que no es de muchas atenciones. Mi mama siempre me saluda efusivamente “Hola mamii”, “llego mi bebe grande”, “weee llegaste” entre otras exclamaciones cariñosas, pero no es una mama de sentarse  a tener largas horas de cuentos, o escuchar y analizar sobre como se siente o como nos sentíamos nosotras, nada de eso.

Si me han leído anteriormente, sabrán que soy una persona muy emotiva,  muy sentimental, por consiguiente chocaba mucho con la actitud de mi mama. Esa deficiencia que mi madre había logrado suprimir en su vida, era la misma que yo sacaba a flote y la vivía a flor de piel. Por consiguiente, constantemente sentía que no nos daba la atención necesaria.

IMG_9221 2

A diferencia de otras madres que regañaban, cuidaban y limitaban a sus hijos, mi mama nos dejaba hacer técnicamente cualquier cosa. Claro que habían limites y barreras, pero nunca fueron tan rígidas como otras madres. Cuando entre en mi plena adolescencia, llego el caos. Yo quería una madre mas preocupada, mas atenta, mas cuidadora, que me prohibiera mas de cuatro cosas. Mi mama nunca ha sido así, si yo me quería estrellar ese era mi problema hahaha. Claro que se preocupaba por nosotras, simplemente no buscaba muchas maneras para demostrarlo. Yo, como clásica adolescente, no podía comprender esto, y me preguntaba como para mi mama era mas importante su trabajo y sus cosas, que nosotras sus hijas.Por muchos años la juzgue y en algunos momentos la odie (el odio de un adolescente), no  me parecía “lógico” , como decía querernos y no estar ahí cuando yo creí necesitarla.

Nuestra relación era una montaña rusa, un día todo estaba bien, el otro todo estaba mal y así nos íbamos. Hubieron extensos periodos de no habla, y ninguna de las dos daba su brazo a torcer. Cuando llegue a la adultez temprana, las cosas no cambiaron mucho que digamos. Diferentes discusiones pero el trasfondo continuaba siendo el mismo.

A mis 26 años por fin, he logrado entender a mi madre. Para mi uno de los enigmas mas grande en mi vida. Comencé a ser mas perceptiva, mayor comprensión, elevada comunicación, aumente mi grado de tolerancia hacia ella, pensaba “si mi mama no lo intenta yo si lo haré.

IMG_9440

Para mi sorpresa, nuestra relación  fue mejorando. Poco a poco, las discusiones fueron desapareciendo y los días en casa eran mucho mas llevaderos. Comprendí que no porque mi madre, no fuese una experta en el ámbito emocional o diestra en la vida familiar significaba que carecíamos de importancia o valor .

Yo nunca había contemplado a mi madre entre mi “selecto” grupo de personas a quien confío mis miedos, mis tristezas o mis dudas. Realmente, tengo el concepto de que las madres son madres y no la mejor amiga de los hijos, por consiguiente hay cosas que puedo y no puedo confiarle. Pero un día, realmente me sentía mal, la tristeza se apodero de mi. Curiosamente, lo único que pensaba en ese momento era: “Necesito a mi mama”. Necesito su abrazo, no necesito que me diga nada solo quiero que este ahí.

Pocos son los momentos que mi mama me ha visto llorar, ese día sin duda fue uno de ellos.  Logré sincerarme y mostrar mi lado mas vulnerable, puedo decir que ese día mi mama me levanto. En ese momento comprendí que contaba con todo el apoyo y amor de ella, siempre lo había tenido, solo era cuestión de solicitarlo.

Medito cada vez mas, que mi madre consciente o inconscientemente, vió en cada una de sus hijas la capacidad de salir adelante. Ella no necesita estar 24/7, cargándonos, alentándonos, llevándonos de la mano. Nos ha dejado ser libres, nos has dejado descubrir, decidir y expresar lo que somos. Quizás de una manera poco ortodoxa , pero mi madre me enseño el concepto de independencia,  el desarrollo individual, y el poder de salir adelante no importa que. Creó en mi los primeros pininos de resiliencia.

1494118162607

No quiero entrar en debate de lo que es ser o no un buen padre de familia. La verdad es que nadie esta 100% preparado para criar a otro ser humano. Suficiente tenemos con nuestros problemas, deficiencias, inseguridades, temores y problemas de autoestima para ahora resolver los de otro ser que al menos los primeros 15 años de vida depende 100% de nosotros. Un gran trabajo y digno de admirar!!

Por mucho tiempo critique y juzgue a mi madre por su “mal trabajo” , cuando realmente ella estaba dando su very best, a su propia manera. No puedo decir que ha faltado en mi vida, pues siempre intento estar en los acontecimientos mas importante de ella (graduación, competencias, concursos, etc). No existe manual, no hay formula, no hay receta que seguir al pie de la letra para enseñar a los hijos. Cada ser humano es un mundo y un mundo bastante complejo. Hoy por hoy, entiendo y agradezco completamente la labor de mi madre a lo largo de mi vida. El permitirme desarrollarme, crear mi propio criterio, decidir lo que quiero o no para mi vida, dándome lo esencial: comida, vivienda, educación y dos que tres lujos.

Lo mejor?.. Nunca me lo ha restregado en la cara. Como padres (No lo soy aun) pero puedo meditar, lo difícil que debe ser, darle todo a un ser humano, sacrificarse en ocasiones y literal entregarse por completo  para que en muchas ocaciones no se logre ver o sentir la retribución de lo entregado. Me pongo en ese lugar y honestamente es algo muy digno de admirar. Tener el grado de madurez para comprender que no porque lo entregues todo significa que te deban.

Muy seguido escucho como los padres , amenazan, presionan y extorsionan a sus hijos para generar el sentimiento de “agradecimiento” hacia ellos, lejos de esto lo que se genera es una culpabilidad y ansiedad inimaginable. La constante presión de ser lo que mi papa o mi mama espera y no defraudar. Honestamente, doy gracias por haber sentido esto en una bajo nivel en la escala, porque mis padres, específicamente mi mama, nunca espero algo que yo no podía ser. Esto no significa que no me empujaron a dar lo mejor y explotar mi potencial, sin embargo jamas han intentado forzarme a ser lo que ellos quieren que yo sea o lo que consideran que debo ser. Siempre ha existido el libre albedrío y la libertad de expresión. Lo que si se aseguraron fue de darme las herramientas necesarias para pensar, analizar, debatir y decidir lo que era mejor para mi. Mi propia elección, mi propio criterio, mi vida.

El agradecimiento no se gana con control ni con privación, se gana con tolerancia y comprensión. Con dialogo abierto y estimulación a la libertad. Pienso que nuestra labor como hijos, es recordarle o enseñarles a nuestros padres esto. En la vida temprana, necesitamos de  su apoyo incondicional, de ese brazo familiar para luego acercarnos al momento de vernos partir y emprender nuestro propio rumbo con la esperanza de que nos hayan dado todas las herramientas necesarias para luchar en este mundo.

Hasta el sol de hoy, todavía mi madre me da plena libertad, a pesar de cohabitar en el mismo techo (su techo) y doy gracias por ello. Hoy mas que nunca la amo, la aprecio y no puedo creer todo el tiempo que desperdicie “odiándola”, juzgándola y lastimándola. Siento que debimos pasar por todo esto para que yo lo comprendiera y finalmente lo hice!! Lo que pareció una tormenta, una tragedia, una desdicha, se convirtió en una de las enseñanzas mas grandes en mi vida!.

Te amo mama y gracias por dejarme SER. Todo lo que me proponga en esta vida, se que estarás ahí para apoyarme y alentarme, también para levantarme!!

IMG_8460.JPG

Saludos!!…

Actua!

Hola, soy Estefanía Ayala

He hablado en lo que va de este año, de mi búsqueda personal de la felicidad. Ya he tocado diferentes temas , entre miedos, paradigmas, pereza, las cargas y piedras en el camino. Como la convicción nos ayuda a tomar decisiones y nos da seguridad mental de que somos capaces de lograr nuestros ideales y objetivos si creemos en ellos. Bien, ahora me gustaría hablar un poco sobre que sigue después de la convicción, cual es el resultado de la convicción a que nos lleva a creer en algo y a lo que debemos hacer para que sea posible.. Pues a la ACCIÓN.

IMG_7527

El paso mas grande es llevar lo que se piensa a un campo palpable, que se denomina acción. Aquí es donde muchos nos quedamos. Me incluyo, porque a pesar de ser una persona muy activa y de decisiones (a veces radicales), también en ocasiones me he congelado o limitado a actuar. Pero si algo he logrado entender, es que si no actuó (la mayor de veces posibles), si no tomo decisiones, si no me hago responsable, nada bueno me espera en esta vida. Dejarse llevar por la corriente o paralizarse antes los miedos que uno puedo sentir respecto a la incertidumbre y lo incierto que nos deparé el destino, nos lleva a una vida miserable. Pasamos de ser los protagonista de nuestra propia vida a ser espectadores, si espectadores, de el gran show y actuación de nuestros miedos, inseguridades, traumas, prejuicios, paradigmas y el que dirán. Meditar y contemplar las cosas es bueno, pero el exceso de pensamiento no lo es!

Tomar decisiones siempre ha sido y será una cuestión difícil, mas si eres una persona muy técnica o es decir lógica/matemática. Porque en el campo técnico, uno se rige en base a datos, estadísticas, procedimientos, tendencias. Es mas fácil tomar una decisión “correcta” basándonos en datos porque por decirlo así hay casi un 99% de probabilidad de acertar, pero en la vida cotidiana, lastimosamente muy pocas veces es así.  Han notado como tenemos facilidad para tomar decisiones en algunos áreas de nuestras vidas y en otras parecemos congelarnos y asustarnos de tomarlas?.. Claro, ámbitos en los que nos sentimos mas confiados de tomarlas y creemos que no habrá un mayor riesgo. Puedo atreverme a tomar decisiones en el ámbito laboral pero en mi vida personal me cuesta mucho llevar a cabo una decisión final y viceversa. Les puedo decir que en donde tengas deficiencias e inseguridades al tomar un decisión, absolutamente nada es seguro y todo es variante. Si esperamos a estar completamente seguros de algo, jamas realizaremos grandes logros en nuestras vidas.

El tema de siempre acertar o hacerlo correctamente también es una barrera mental para tomar decisiones. ¿Quien dice que siempre debemos acertar en nuestras decisiones? ¿Porque el tomar una decisión nos debe garantizar el éxito de lo que esperábamos? Lastimosamente en ocasiones carecemos del poder de toma de decisiones por el miedo a errar, por el miedo a fracasar. Cuantas cosas he dejado pasar en mi vida por el ¿y si?.. ¿Y si me equivoco y hago el ridículo? ¿Y si todos se enojan conmigo? ¿Y si pierdo todo lo que tengo?…. A titulo personal, me he arrepentido mas veces en mi vida de lo que dejado de hacer o lo que no hice  vs lo que hice y no salió como esperaba. Generar acciones es parte de nuestro crecimiento personal, tomar decisiones nos ayuda a crecer , si salen bien perfecto!! Si salen mal, algún aprendizaje trajo y eres mas consiente para futuras decisiones. Pero congelarnos ante los desafíos de la vida, las circunstancias, nuestros miedo y fobias, es limitarnos a crecer. Las personas mas exitosas en el mundo, no son las que mayor seguridades tienen, sino las que se atreven a actuar!! Día a día sin importarles a pesar de las consecuencias o de los riesgo que puedan existir. No viven en el arrepentimiento y en la culpabilidad de las decisiones ya tomadas. Se levantan y actúan una y otra vez hasta llegar a su objetivo. Todo en esta vida siempre tiene un grado de riesgo, nada es completamente seguro.

IMG_9323

Existen cosas que aparentemente no parecen lógicas para nuestra mente, pero sabemos que están presentes, que las sentimos, las queremos y no podemos explicar el motivo. La mente humana siempre tratará de buscar una explicación a todo, es nuestra naturaleza. “ver para creer” lo llevamos desde el principio de la humanidad, es por esto que nos cuesta tanto actuar. Pero yo les digo, busquen en el fondo de su ser, esa voz , ese sentimiento, esa emoción, como le quieran llamar, su yo personal, para mi es Dios. Escuchen y sigan eso, lo que quieres profundamente y ACTUA!.. Que si eso te llevo a algo malo? A un fracaso? A una decepción? Que si alguien se molesto?  Que alguien no comparte tu decisión? QUE IMPORTA? No somos perfectos, nuestras decisiones no tienen por que serlo tampoco. Somos humanos imperfectos y con muchas deficiencias, no podemos esperar acertar en todo lo que hagamos, pero privarte de la oportunidad de vivir de acorde a lo que el fondo de tu ser clama! Eso créanme duele mas, atormenta mas.

Saludos! Seguiré con este tema

Convicción

Hola, soy Estefanía Ayala

Me encuentro en mi búsqueda personal de la felicidad. Desde enero que sentí un bajón bastante grande en mi vida, tome la decisión de adentrarme en el conocimiento de mi alma y mi razón de ser.

1492289773788 2

Realmente siempre me ha llamado la atención esta parte cognitiva, lo que no se ve, lo que es invisible ante el ojo humano, pero que ocupa un gran espacio dentro de nosotros. La parte del conocimiento personal, es un tema controversial para muchos. Yo en lo personal trato de ver “the Big picture” todo el panorama, me encanta la parte espiritual pero no puedo dejar aun lado lo racional, lo científico. No se si les he comentado que soy química, por consiguiente tengo una mente bastante analítica, pero esto no me ha limitado solo a esa perspectiva sino que considero que todo puede estar relacionado como una gran telaraña.

En el camino a la felicidad, aparte de romper paradigmas, apegos y luchar contra la pereza, también he descubierto que educarse sobre la felicidad  te ayuda a avanzar en el camino hacia ella. Desde que decidí realizar cambios en mi forma de vivir, he leído libros de coaching, psicología, religión, ciencia y meditación. En los cuales he encontrado un patrón o un denominador común: la convicción.

¿Que es la convicción?

Según la RAE es “la idea o grupo de ideas a la que una persona se encuentra fuertemente adherida”. Otras personas lo definen como el estado de la mente en el que un individuo supone verdadero el conocimiento o la experiencia que tiene acerca de un suceso o cosa. Quien tiene convicción posee razones o adquiere creencias que les permite sostener un determinado pensamiento o acción. Para hacerlo mas simple, tener convicción te ayuda a luchar y mantenerte firme en tus ideales a pesar de las adversidades.

Esta es una de las herramientas que te ayuda a mantenerte firme en el camino a la felicidad y en cualquier cosa que te propongas en la vida. Estar completamente convencido de que puedes, debes y mereces ser feliz te ayuda a no sucumbir a situaciones que comprometan tu felicidad.

pero, ¿como puedo llegar a un estado de convicción?

Detente unos minutos, piensa, interioriza y analiza. En que creo? en que pongo mi confianza? cuales son mis principios? con que valores me rijo? soy fiel a mis principios? o muchas veces los traiciono? me aprecio, acepto y respeto?. Nuestras convicciones determinan nuestra conducta. Nos motivan a adoptar una postura y a actuar conforme a nuestros valores. Para poder estar convencido de algo es necesario creer en ello y es lo que te motiva a luchar aun cuando todo parezca perdido.

Hebreos 11:1 dice, “La fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.”

Aun cuando nuestras creencias titubeen,  nuestra convicción nos puede llevar adelante en terreno desconocido. La razones por la cual actuamos, se convierten en nuestras convicciones. Es por eso que es necesario analizar en base a que actuamos.

IMG_6575.JPG

Darme cuenta que en mi vida, yo no le era fiel a mis creencias y a mis convicciones ya sea por agradar, por miedo al que dirán, por ser diferente, por no pensar como la mayoría, todo esto me desgastaba y en ocasiones lo sigue haciendo!! Lastimosamente llegaremos a un punto en nuestra vida, en donde quizás quienes nos rodeen no compartan nuestras decisiones/opiniones y es aceptable (Cada quien es libre de opinar) pero sentirnos mal o cambiar nuestras convicciones por eso, NO es aceptable, ceder el control de tu vida no debería ser permitido.

Hoy en dia tenemos fuertes convicciones en temas banales como la música que nos gusta, la comida, la ropa, los colores, etc. pero en cuanto a cosas mas profundas carecemos de convicción (Lo que es correcto y lo que esta equivocado).

Yo te invito a que reflexiones y medites, en que pones tu fe? te eres fiel a ti mismo o te traicionas constantemente?… yo honestamente nunca lo había sido… hasta ahora.

Saludos!

 

 

Piedra en el camino

Hola, soy Estefanía Ayala

Como les comente en mis publicaciones anteriores, me encuentro en una búsqueda. Ya he establecido una serie de preguntas, que voy respondiendo a lo largo del camino. he tocado dos temas ya : Paradigmas y Apegos. Equipaje pesado.

Cuando por fin logro ser consciente de mis paradigmas y apegos, comienzo a trabajar en ellos, intento ser flexible de pensamiento,  abierta, dispuesta al cambio, comprensiva con las perspectiva de los demás. He aprendido a escuchar, lo que ha desarrollado en mi la empatía hacia los demás. Me educo, expando mis horizontes de conocimiento. En la ignorancia se encuentra la intolerancia y el miedo a lo que aun no se conoce. He comenzado amar la lectura, tengo mejor retentiva y capacidad de análisis. Medito mucho sobre porque y para que quiero las cosas, esto me previene del dominio de los apegos. He avanzado en el camino, me siento mas liviana, en armonía con el universo.

IMG_8342

A medida que avanzo también me encuentro con piedras en el camino. Hay días buenos y hay días de cansancio mental. oh! el cansancio mental, aquí es donde me tropiezo con la piedra: La pereza. Tercer punto que logro percibir en mi búsqueda.

La pereza, uno de los 7 pecados capitales según el cristianismo. En el lenguaje teológico, la palabra pereza se ve relacionada con la ociosidad en las cosas espirituales, pero también la apatía y la falta de actividad en la practica de actividades. En la RAE esta descrita como “Flojedad, descuido o tardanza en las acciones o movimientos”. En la cultura oriental específicamente en la corriente budista, la pereza llega con la ausencia de el entusiasmo y el esfuerzo. Divide la pereza en tres tipos que me gustaría explicar y darle un enfoque a situaciones que he vivido.

El primer tipo de pereza es aquella que todos conocemos: no tener ganas de hacer o pensar en algo en especifico. No puedo contar las veces que esto me ha ocurrido en la vida. No realizar alguna tarea por falta de ganas o por no alterar mi comodidad, aun sabiendo que era necesaria realizarla. Cuando debía meditar sobre alguna situación y tomar decisiones en mi vida, la mente exclama “mas tarde lo hago” y ese tarde nunca llega.

Segundo tipo de pereza: la habilidad de pensar/considerarnos insuficientes o incapaces de realizar una acción. Algo con lo que a menudo se relaciona con la autoestima de la persona y la depresión o tristeza. Si no me siento capaz de realizar algo, automáticamente la sociedad determina que hay una baja en la autoestima. Sin embargo, para ser honestos con nosotros mismos, muchas de las veces  que surgen estos pensamientos, es porque nos da flojera realizar un esfuerzo para lograr la acción. Esta flojera se manifiesta en forma de inseguridad y miedos de no alcanzar el objetivo, así que para que realizarla?.  Me he dejado vencer por ese pensamiento de insuficiencia en varias ocasiones. También me he dejado arrastrar por la pereza de no levantar mi estado de animo, considerándome una persona triste en varias ocasiones.

Tercer tipo de pereza: la compulsión de ocuparse demasiado. “Podemos siempre llenar los huecos vacíos de nuestro día manteniéndonos ocupados”. Estar ocupados y realizar muchas tareas nos da la sensación de que somos útiles y estamos haciendo algo con nuestras vidas, pero cuidado, muchas veces esta es una forma de escapar de nuestra realidad. Estar ocupados siempre nos mantendrá desenfocados de lo que realmente es importante en nuestras vidas. Cuantas veces he escapado de mi realidad? uff!… como he hablado en publicaciones anteriores, he sido adicta al trabajo y al ejercicio, hasta llegar al punto de hartarme por completo de ellos. Todo esto con la intención de escapar de mi realidad emocional y de la tristeza que llevaba por dentro. La pereza de tener que lidiar con mi estatus emocional.

He experimentado los tres tipos de pereza a lo largo de mi vida, y aun estando consiente en estos momentos, hay ocasiones en donde me tropiezo con ella. Cuando me siento cansada o cuando me dejo llevar por la complacencia y la incredulidad de mi ego.

Descubrir que he vivido una vida perezosa me da respuestas mucho mas profundas de lo que yo esperaba. Muchas veces he sido demasiado perezosa para ser feliz. No porque no pueda ser feliz, no porque no tenga motivos para ser feliz sino porque tengo pereza de serlo. Cada uno de nosotros somos felicidad, divina y resplandeciente, pero en ocasiones somos débiles, sedemos ante la pereza que nos impide llegar a ese estado de felicidad.

Para combatir este mal es necesario desarrollar y practicar la virtud de la disciplina.  La disciplina involucra el autocontrol y el compromiso hacia nosotros mismo. Quien no tiene autocontrol de si mismo, no tiene disciplina porque no controla sus pensamientos ni sus sentimientos por consiguiente no esta totalmente consciente de su mente. Si no estoy consiente de mi mente no tengo una atención plena de las cosas,  y esto significa que nunca veo lo que tengo, nunca siento lo que tengo, es como si toda mi vida estuviera a ciegas. Esto da la sensación de vacío y tristeza; sin atención plena la vida entera carece de sentido.

Con este tropezón en el camino, medito que fue lo que paso en mi vida por mucho tiempo. Yo pude llegar a ser muy disciplinada en mi trabajo y en mis actividades físicas pero nunca ejercí disciplina a mi mente, nunca fui lo suficientemente leal hacia mi y hacia mis principios. Casi siempre doblegada por los sentimientos por los bajones emocionales y los pensamientos negativos. La mayor parte del tiempo es mas fácil dejarse arrastrar, por “falta de energía” “por cansancio” cuando en realidad es por pereza mental, pereza espiritual. Hay que aprender a elegir los pensamientos tal como escogemos la ropa cada día. Esto es parte de la disciplina y el auto control.

Todos merecemos ser felices, somos dignos de la felicidad, nuestra vida completa demuestra que somos felicidad, pero no todos estamos dispuestos a pelear por ella, a ser disciplinados por ella.

Saludoss!!

La carga mas pesada

Hola, soy Estefanía Ayala

Como les comente en mis dos publicaciones anteriores, me encuentro en una búsqueda. Ya he establecido una serie de preguntas, que voy respondiendo a lo largo del camino. Antes de llegar al destino debo liberar cargas, debo dejar cosas atrás, que me atan, que pesan o que simplemente me impiden avanzar hacia mi destino.

Segunda carga que dejo ir: Mis apegos.

¿Que es el apego? , ¿A que me apego? , ¿Como se manifiesta este apego?, ¿Porque es malo apegarse? , ¿como dejar ir estos apegos? preguntas y mas preguntas.

Por definición  el apego se denomina como: “una vinculación afectiva intensa, duradera, de carácter singular, cuyo objetivo inmediato es la búsqueda y mantenimiento de proximidad en momentos de amenaza, ya que esto proporciona seguridad, consuelo y protección“. No se trata de un sentimiento inmaterial, sino de conductas observables que comienzan de manera refleja. En la vida es demasiado fácil apegarse a algo o alguien. Desde el comienzo de nuestra vida, nos vemos apegados a nuestros padres, dependemos de ellos, no estar cerca de ellos nos genera intranquilidad (llanto) desesperación (pataletas) entre otras conductas. No estoy diciendo que esto este mal, porque realmente este apego en la niñez es necesario para desarrollarnos como seres humanos. Pero que pasa cuando cargamos estos apegos en toda nuestra vida adulta?. Ese constante sentimiento de que necesitamos mas, ya sea de  bienes materiales o de personas. Esa sensación de que si no consigo lo que quiero o lo que creo que necesito nada estará bien, no seré feliz. Esto es lo peligroso del apego.

En mi vida he tenido muchos apegos. Apegos de los cuales no era consciente, pero la falta de conciencia no me exime de las consecuencias de esos apegos. Me he apegado a amistades, a relaciones amorosas, a objetos materiales, a algunas actividades, al trabajo, entre otras cosas. Todo en busca de seguridad, satisfacción, “felicidad”. Estos apegos se van manifestando cuando comienzas a creer que necesitas la fuente de apego. Esa necesidad que debe ser llenada a toda costa. “Yo necesito ese celular nuevo” “Yo necesito que esa persona me ame” “Yo necesito que la relación funcione” “Yo necesito ese trabajo“. Muchas veces no logramos verlo explicitamente, ya que la necesidad se puede expresar de diferentes maneras. Condicionamos la felicidad de acorde a nuestras necesidad. “Cuando compre el carro que necesito y quiero, seré feliz”.

IMG_7818

Ser esclavo de esa necesidad te convierte en prisionero y por consiguiente te llena de MIEDOS. Los miedos son es el indicio mas visible de que estamos apegados. Esto es algo que no nos deja ser, que nos limita mental y físicamente de vivir a plenitud. A lo largo de mi vida, me he considerado como una persona que toma riesgos. Soy aventura, me encanta la adrenalina, salir de lo cómodo o la monotonía para explorar y  encontrar nuevos horizontes. Practico crossfit y me “monto miles de libras” sobre mi cabeza. (así lo ve la gente, ojala fueran miles!). Me considero una persona relativamente valiente. Verán, en este caso, se podría inferir que soy una persona bastante segura de mi misma, que no tengo miedo a nada, y  que soy una mujer “fuerte“. Claro, no me gusta estar en un lugar tranquila, sin moverme, por eso no le tengo miedo a los cambios. No desarrollé el apego a que las cosas permanezcan completamente igual, pero existen personas que si desarrollan este tipo de apego. Hacerles un cambio en su vida es algo catastrófico, estas son las personas que nunca quieren hacer nada nuevo, le temen a lo desconocido. (mejor viejo conocido que nuevo por conocer). Yo tengo otro tipo de apego, otros tipo de miedo: dependencia emocional. Este es mi mayor apego y poco a poco he logrado reconocerlo.

Una vez reconocido y aceptado el apego, como puede combatirse?.. De por si reconocerlo y aceptarlo es un tema difícil, esto puede tomar tiempo en ser procesado. El ser humano tiene la habilidad de adaptarse, como he dicho anteriormente, pero se resiste al cambio hasta lo ultimo. Prolonga la transformación lo mas que pueda hasta que sea explicita mente necesaria, por consiguiente no es fácil cambiar o romper ciertos hábitos en nuestras vidas.

Para mi esta ha sido y continua siendo la carga mas difícil de dejar. Pues, esta carga, requiere de desprendimiento continuo. De los apegos, no es tan fácil deshacerse, la sociedad entera nos grita que debemos apegarnos a algo. “Obtén ya la computadora de ultimo modelo, justo a tu gusto o justo lo que tu necesitas“. En relaciones amorosas: “ayy si no quiere estar contigo todo el tiempo, entonces no te quiere” “Si esa persona de verdad te quisiera dejaría todo por ti” “perdonalo, quien te va aguantar mas que el/ella“. Nos crean necesidades y constantemente nos persuade la dependencia hacia algo. Por consiguiente, vivir desapegado es un trabajo continuo y arduo!.

No tengo todavia claro, la clave o el orden de las herramientas para desapegarse, pero si puedo decirles que empezar con auto analizarse y cuestionarse es un gran paso. Analicen hacia donde enfocan su atención, si las cosas no se dan como quieres y te molestas, preguntate porque te molesta?. Si vives fastidiado porque el dinero no te alcanza preguntate porque? Si crees que no puedes hacer nada por tu propia cuenta, o que solo eres “feliz” si haces actividades exclusivamente con tu pareja nuevamente preguntate porque?. No seamos esclavos de nuestros deseos, no fueron diseñados para esclavizarnos sino para disfrutarlos. Liberemos de nuestros apegos, abrámonos paso a una vida de plenitud y verdadera felicidad!!

IMG_7810

Saludos!

Continuaré con este tema…

 

 

 

 

El equipaje

Hola, soy Estefanía Ayala

30 dias para pensar, 30 dias de meditación. 30 días de búsqueda y aun no se si lo he encontrado. Los primeros días no sabia que estaba buscando, quería respuestas al vacío, pero ni siquiera conocía las preguntas. Al cabo de semana y media surgen las preguntas: ¿Que es la felicidad? seguido de ¿Porque siento que siempre se me escapa? puedo estar en un periodo de felicidad pero ¿Porque no logra ser estable y duradero? ¿Será que realmente era felicidad? brotaron como el maíz cuando se transforma en palomitas.

Ya tengo las preguntas y les puedo asegurar que fueron muchas mas. Ahora puedo comenzar a responderlas, pero primero necesito deshacerme de algo. El equipaje, la carga, que intentaré desglosar en cada publicación.

El ser humano esta diseñado para adaptarse. El que no logra adaptarse, muere en el proceso de evolución, de cambio. Lo dice la ciencia y se ha demostrado a lo largo del tiempo. Sin embargo, nos cuesta transformarnos, fluir, cambiar, romper estereotipos, reajustar paradigmas. La mayoría de las personas se transforman solo cuando se ven en la necesidad de hacerlo. Nuestra mente esta llena de paradigmas, una vez adoptados los convertimos en nuestras reglas, en nuestras normas.  Lo que este fuera de eso es lo que consideramos como malo o errado. Nos apegamos a estos paradigmas y hacemos regir nuestra vida alrededor de ellos, comenzamos a creer que tenemos la verdad absoluta y que cualquiera que no viva conforme a nuestros paradigmas esta mal.

A pesar de considerarme una persona bastante “open mind” me di cuenta de que tengo reglas mentales. Alguna vez les ha pasado, que tienen una conversación con alguien y esta persona expresa algo que no concuerda con lo que ustedes piensan? Automáticamente el primer pensamiento que surge es: “Este man esta mal” (Man= persona, expresado en la forma panameña) lo mas probable es que mentalmente ni siquiera terminen de escuchar el argumento, simplemente están pensando: esta equivocado, eso no es así, este man no sabe que esta hablando, o elaborando lo que le van a responder. Muchas veces nos ocurre esto, nos cerramos hacia la posibilidad de obtener otro punto de vista. Bloqueamos cualquier cosa que no cumpla con nuestras normas y nos perdemos la oportunidad de nuevos horizontes. Yo era una de esas.

Primera carga que comencé a dejar ir: mis paradigmas. No poseo la verdad absoluta, mis normas no son mejores, lo que yo pueda pensar que me funciona a mi, posiblemente a otros no le sea funcional. Entender y aceptar esto, fue un gran paso.

Nunca he sido buena escuchando. Lo irónico es que las personas se sienten en confianza conmigo y por consiguiente terminan contándome su vida, sus problemas o simplemente les gusta conversar. La mayor parte del tiempo, he fingido que escucho, o escucho a medias, mientras me sumerjo en mis pensamientos. (Si, he sido terrible). Como primer paso, decidí mejorar eso. Empecé a escuchar mas, a romper mis paradigmas. Si escuchaba algo que no me parecía no importa, debo seguir escuchando y conocer el punto de vista de la otra persona. Al cabo de terminar de escuchar, me imaginaba en la posición de esa persona.  Intentaba comprender por que pensaba o se sentía de esa manera.

Se desarrollo en mi cierta sensibilidad ante la opinión/sentimientos/problemas de los demás. Esta sensación de comprensión me agradaba, me daba una un sentimiento de no se… paz?. Al mismo tiempo que me hacia valorar las cosas en mi vida, reflexionar sobre mis situaciones, mis problemas, que son mínimos en comparación a otros pero que a veces tiendo a sumergirme en ellos como si nadie mas estuviera pasando por lo mismo o algo peor.

Intento no encapsularme en mis propios pensamientos, alzo la mirada. Muchas veces nos enfocamos en un solo punto y nos cuesta mirar hacia otros lados. Eso es expandir tu mente, mirar hacia otros lados. Cada persona tiene su propia historia, escuchar y respetar lo que tiene que decir es tener la capacidad de ver diferentes puntos de vistas. Quizás no compartas su opinión pero puedes respetarla y quizás ponerte en su lugar para entender como se siente.

Algo que me ayuda constantemente a romper mis paradigmas, es la lectura, la sed del conocimiento. Para poder aprender, es necesario bajar nuestras barreras, ser receptivos ante la información . Leer, escuchar y ver diferentes experiencias definitivamente te expande los horizontes mentales y te genera esa sensibilidad que ahorita mismo estoy experimentando. La mayor parte del tiempo nos encapsulamos en nuestros pensamientos, en nuestros problemas, lo que no tenemos, lo que nos hace falta, que terminamos generandonos inconformidad, tristeza, frustración. Lo que nos da una sensación de infelicidad. Ser receptivos y comprensivos nos abre ese espacio de tranquilidad y de aprecio, minimiza los problemas o los hace mas llevaderos.

Se que esto no es lo es todo y que apenas contesta alguna de mis preguntas, pero continuo en mi búsqueda. He encontrado un tesoro y he dejado atrás una carga. Carga que me retrasaba en el camino. Se que llegaré pronto!!

Seguiré con este tema.

Saludos.

Un viaje al interior….

Hola, Soy Estefanía Ayala.

He estado en un viaje de 30 días hacia mi interior. Un poco distante, apartada de las redes y por decirlo así del ojo publico. Me he sumergido en la lectura y en la investigación. He sentido la necesidad de escribir en varias ocasiones, pero por alguna razón algo me indicaba que aun no era el momento. Aun no se si lo es, pero lo estoy haciendo, no quiero que el miedo a escribir se apodere de mi.

IMG_6950

En mi mente ha divagado por varias semanas la siguiente pregunta: ¿Que es la felicidad? Creo que muchos nos hemos hecho esta pregunta aunque sea una vez en nuestras vidas. Para mi la felicidad solía ser , un buen día en el trabajo, un buen día de training, una excelente salida con las amistades, comprarme algo que quería desde hace tiempo, un día de paz en familia, mirar los ojos de la persona que amo, en fin, todas esas cosas buenas que experimentamos algunos días en nuestras vidas. Para mi eso era la base de la felicidad, si tenia todo ese conjunto de cosas por un tiempo indefinido, me podría considerar: “una persona feliz”.

Pero que sucede, cuando estas cosas en las cuales basas tu felicidad comienzan a faltar. oh oh, problemas en el paraíso?.. Tensión laboral, cansancio en los training, no te alcanza el dinero, tus amigos están en sus vidas, tu mama esta molesta contigo, inseguridad amorosa. No digo que todo esto ocurra al mismo tiempo, sin embargo, es curioso observar que si una de las variables comienza a fallar, las demás se ven afectadas porque automáticamente adoptamos un cambio de actitud. Si tengo tensión laboral, me amargo, me molesto por la situación o me apego al trabajo porque quiero demostrar que puedo con el, pero termino cansado. Luego no voy a entrenar o si voy nada me sale bien, claro fue un día difícil. Llegas a la casa cansado y agobiado, peleas con tu madre o con tu pareja porque no te “comprenden” y así se van afectando cada una de las variables. Entonces: donde queda la felicidad?

Toda mi vida he basado la felicidad en alguna de las variables mencionadas. La sociedad nos recuerda diariamente que debemos ser personas de “éxito” en todos los aspectos de nuestra vida, no hay cabida para el fracaso. No podemos ser unos “fracasados” hay que ser felices o por lo menos parecerlos. Mi paraíso, mi “éxito” comenzó a dar problemas el año pasado. Como he dicho en publicaciones anteriores, me considero una persona bastante afortunada, tengo una familia, un buen trabajo, amigos, etc etc.. que mas podría pedir?.. Sin embargo,  a mediados del año comencé  a sentirme vacía, con carencia, afligida, insatisfecha. Seguro, muchos piensan que es una cuestión de aprecio. Ella no aprecia lo que tiene, ella no valora lo conseguido. Mmmm y hasta cierto punto: si, he olvidado apreciar las cosas buenas que están . Pero dejando eso a un lado, había algo mas.  A finales del año, me convencí: es el amor lo que me hace falta , después de todo llevo bastante rato en soledad. Amar y ser amado, que lindo sentimiento. El momento cumbre llegó, el amor apareció y con ello termino de adquirir todas las características de una persona exitosa. Lo tengo todo, o al menos eso yo pensaba.

IMG_7340

No me malinterpreten, sentir y tener todo esto es lindo y hermoso. Tener alegrías, compartir la vida, poseer bienes da una sensación de “estabilidad”. Lo malo de basar tu felicidad en esa estabilidad es que al momento de carecer de una de ellas o de todas a la vez, automáticamente tienes la sensación de que haz fracasado y te consideras una persona infeliz. ¿Que hice para merecer esta desgracia? Seguramente esto es Karma. Esto no me puede estar pasando a mi!. ¿Que pensara la gente sobre mi, cuando lo sepan? Estas y un sin fin de interrogantes negativas rondan la cabeza cuando tenemos la sensación de que hay algo mal en nuestras vidas.

Lo he vivido y de hecho creo que todos pasamos por ello. ¿Como lidiamos con esta situación?. Yo en lo personal, nunca le había dado la cara. Estamos acostumbrados a reemplazar, “lo que no sirve se bota” “no funciona, me compro un nuevo” “esta muy viejo hay que cambiarlo” pensaran que me refiero a bienes materiales, pero no. Así también pensamos con respecto a otras áreas en nuestras vidas. Si ya no aguanto el fastidio del trabajo, renuncio y consigo uno nuevo (al fin y al cabo estoy muy joven o estoy muy capacitado para aguantarme mas de cuatro cosas). Si ya no soporto a mi familia, me mudo. Si mis amigos están muy ocupados, no importa me consigo a otros (seguramente estos no eran verdaderos amigos), si las cosas no están funcionando en pareja, que pena se acabó el amor, buscaré a otra persona que me haga volver a sentirlo (este no era el verdadero amor). Vivimos constantemente reemplazando, ocultando y evitando. Por eso quería renunciar al trabajo, por eso me iba de viaje, por eso me metí a la universidad, por eso me compre un carro, por eso me enamoré hasta perderme. Siempre buscando llenar la carencia, buscando llegar al equilibrio a lo “estable”. (No me mal interpreten hacer y tener todas estas cosas no es malo, pero cuestionense a uno mismo: ¿porque las quiero? ¿Porque lo hago?)

Que pasa cuando te das cuenta que por mas esfuerzos que hagas en obtener, cosas, personas, emociones o situaciones: ya no es suficiente para llenar la carencia, vuelvo y repito, hay algo mas. No es algo que se consigue en el exterior, no es algo que se pueda llenar tan fácilmente y definitivamente no es algo que se obtenga permanentemente.

En estos momentos, no puedo darle respuesta de lo que es. Me encuentro en mi búsqueda, estoy explorando, me encuentro caminando. Lo que si puedo decirles es que, siento que estoy en el camino indicado, siento que la vida me he esta dando las herramientas necesarias para lograrlo, y que me encuentro mas cerca de lo pensado.

IMG_1977

Yo los invito a que si se siente de esa manera o similar, cuestionense, explorense, busquen respuestas, pero no lo hagan externamente. Si han sentido vacío a pesar de tenerlo todo, ya saben que la respuesta no se encuentra afuera. Tampoco evadan el pensamiento, porque creanme cada vez regresa con mas fuerza, hasta que ya se vuelve imposible ignorarlo.

Seguire con este tema..

Saludos.