El equipaje

Hola, soy Estefanía Ayala

30 dias para pensar, 30 dias de meditación. 30 días de búsqueda y aun no se si lo he encontrado. Los primeros días no sabia que estaba buscando, quería respuestas al vacío, pero ni siquiera conocía las preguntas. Al cabo de semana y media surgen las preguntas: ¿Que es la felicidad? seguido de ¿Porque siento que siempre se me escapa? puedo estar en un periodo de felicidad pero ¿Porque no logra ser estable y duradero? ¿Será que realmente era felicidad? brotaron como el maíz cuando se transforma en palomitas.

Ya tengo las preguntas y les puedo asegurar que fueron muchas mas. Ahora puedo comenzar a responderlas, pero primero necesito deshacerme de algo. El equipaje, la carga, que intentaré desglosar en cada publicación.

El ser humano esta diseñado para adaptarse. El que no logra adaptarse, muere en el proceso de evolución, de cambio. Lo dice la ciencia y se ha demostrado a lo largo del tiempo. Sin embargo, nos cuesta transformarnos, fluir, cambiar, romper estereotipos, reajustar paradigmas. La mayoría de las personas se transforman solo cuando se ven en la necesidad de hacerlo. Nuestra mente esta llena de paradigmas, una vez adoptados los convertimos en nuestras reglas, en nuestras normas.  Lo que este fuera de eso es lo que consideramos como malo o errado. Nos apegamos a estos paradigmas y hacemos regir nuestra vida alrededor de ellos, comenzamos a creer que tenemos la verdad absoluta y que cualquiera que no viva conforme a nuestros paradigmas esta mal.

A pesar de considerarme una persona bastante “open mind” me di cuenta de que tengo reglas mentales. Alguna vez les ha pasado, que tienen una conversación con alguien y esta persona expresa algo que no concuerda con lo que ustedes piensan? Automáticamente el primer pensamiento que surge es: “Este man esta mal” (Man= persona, expresado en la forma panameña) lo mas probable es que mentalmente ni siquiera terminen de escuchar el argumento, simplemente están pensando: esta equivocado, eso no es así, este man no sabe que esta hablando, o elaborando lo que le van a responder. Muchas veces nos ocurre esto, nos cerramos hacia la posibilidad de obtener otro punto de vista. Bloqueamos cualquier cosa que no cumpla con nuestras normas y nos perdemos la oportunidad de nuevos horizontes. Yo era una de esas.

Primera carga que comencé a dejar ir: mis paradigmas. No poseo la verdad absoluta, mis normas no son mejores, lo que yo pueda pensar que me funciona a mi, posiblemente a otros no le sea funcional. Entender y aceptar esto, fue un gran paso.

Nunca he sido buena escuchando. Lo irónico es que las personas se sienten en confianza conmigo y por consiguiente terminan contándome su vida, sus problemas o simplemente les gusta conversar. La mayor parte del tiempo, he fingido que escucho, o escucho a medias, mientras me sumerjo en mis pensamientos. (Si, he sido terrible). Como primer paso, decidí mejorar eso. Empecé a escuchar mas, a romper mis paradigmas. Si escuchaba algo que no me parecía no importa, debo seguir escuchando y conocer el punto de vista de la otra persona. Al cabo de terminar de escuchar, me imaginaba en la posición de esa persona.  Intentaba comprender por que pensaba o se sentía de esa manera.

Se desarrollo en mi cierta sensibilidad ante la opinión/sentimientos/problemas de los demás. Esta sensación de comprensión me agradaba, me daba una un sentimiento de no se… paz?. Al mismo tiempo que me hacia valorar las cosas en mi vida, reflexionar sobre mis situaciones, mis problemas, que son mínimos en comparación a otros pero que a veces tiendo a sumergirme en ellos como si nadie mas estuviera pasando por lo mismo o algo peor.

Intento no encapsularme en mis propios pensamientos, alzo la mirada. Muchas veces nos enfocamos en un solo punto y nos cuesta mirar hacia otros lados. Eso es expandir tu mente, mirar hacia otros lados. Cada persona tiene su propia historia, escuchar y respetar lo que tiene que decir es tener la capacidad de ver diferentes puntos de vistas. Quizás no compartas su opinión pero puedes respetarla y quizás ponerte en su lugar para entender como se siente.

Algo que me ayuda constantemente a romper mis paradigmas, es la lectura, la sed del conocimiento. Para poder aprender, es necesario bajar nuestras barreras, ser receptivos ante la información . Leer, escuchar y ver diferentes experiencias definitivamente te expande los horizontes mentales y te genera esa sensibilidad que ahorita mismo estoy experimentando. La mayor parte del tiempo nos encapsulamos en nuestros pensamientos, en nuestros problemas, lo que no tenemos, lo que nos hace falta, que terminamos generandonos inconformidad, tristeza, frustración. Lo que nos da una sensación de infelicidad. Ser receptivos y comprensivos nos abre ese espacio de tranquilidad y de aprecio, minimiza los problemas o los hace mas llevaderos.

Se que esto no es lo es todo y que apenas contesta alguna de mis preguntas, pero continuo en mi búsqueda. He encontrado un tesoro y he dejado atrás una carga. Carga que me retrasaba en el camino. Se que llegaré pronto!!

Seguiré con este tema.

Saludos.

3 comentarios en “El equipaje

  1. No sé si seguir tu blog te ayudará en algo, pero me ha capturado esa sed de preguntas y respuestas que presentas en este post. Vencer los paradigmas es difícil en cualquier etapa de la vida. Pero ser consciente de ellos y querer hacerlo supongo (yo tampoco poseo ni siquiera una parte de la verdad) que es el primer paso. Un saludo 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s