a mi mama!

Hola soy Estefanía Ayala

hoy quiero salirme un poco del esquema y hablar sobre mi mama. Un poco diferente a lo que usualmente escribo, pero que guarda ancha relación con mi búsqueda de la felicidad. Muchas de las características o de las cualidades que nos determinan como persona son adquiridas y moldeadas de nuestros padres, o lo que hemos vividos con ellos. Mi relación con mi mama en definitiva, es algo que me ha marcado y ha contribuido en la persona que soy hoy.

Mi madre, no solo es mi madre, es madre de dos mujeres mas. Soy su primera hija, o como me llama ella “su bebe grande”. Divorciada, pero no soltera. Ama su trabajo, ama lo que hace, creo que las mejores horas de su vida se las ha dedicado a su crecimiento profesional. Es una mujer demasiado independiente, profesional y económicamente hablando. La admiro tanto en ese sentido, nunca la he escuchado quejarse de lo que hace.

IMG_7648

En la casa aprendimos que mi mama era una mujer profesional y definitivamente las cosas del hogar no eran lo suyo. Esto quiere decir que tuvimos nana hasta la adolescencia, la encargada de todo respecto al hogar. Mi mama, muchas veces olvidó hacer super, hahaha y eso era motivo de conflicto y guerras conmigo. He perdido la cuenta de las veces que hemos discutido. Mi madre es el vivo ejemplo de que se puedes ser exitoso en una área y tener deficiencia en otras.

Le cuestan las emociones, simplemente no sabe como manejarlas bien y esto la ha llevado a suprimirlas o evitarlas un poco. No es una persona seca, realmente tengo una mama cariñosa, pero que no es de muchas atenciones. Mi mama siempre me saluda efusivamente “Hola mamii”, “llego mi bebe grande”, “weee llegaste” entre otras exclamaciones cariñosas, pero no es una mama de sentarse  a tener largas horas de cuentos, o escuchar y analizar sobre como se siente o como nos sentíamos nosotras, nada de eso.

Si me han leído anteriormente, sabrán que soy una persona muy emotiva,  muy sentimental, por consiguiente chocaba mucho con la actitud de mi mama. Esa deficiencia que mi madre había logrado suprimir en su vida, era la misma que yo sacaba a flote y la vivía a flor de piel. Por consiguiente, constantemente sentía que no nos daba la atención necesaria.

IMG_9221 2

A diferencia de otras madres que regañaban, cuidaban y limitaban a sus hijos, mi mama nos dejaba hacer técnicamente cualquier cosa. Claro que habían limites y barreras, pero nunca fueron tan rígidas como otras madres. Cuando entre en mi plena adolescencia, llego el caos. Yo quería una madre mas preocupada, mas atenta, mas cuidadora, que me prohibiera mas de cuatro cosas. Mi mama nunca ha sido así, si yo me quería estrellar ese era mi problema hahaha. Claro que se preocupaba por nosotras, simplemente no buscaba muchas maneras para demostrarlo. Yo, como clásica adolescente, no podía comprender esto, y me preguntaba como para mi mama era mas importante su trabajo y sus cosas, que nosotras sus hijas.Por muchos años la juzgue y en algunos momentos la odie (el odio de un adolescente), no  me parecía “lógico” , como decía querernos y no estar ahí cuando yo creí necesitarla.

Nuestra relación era una montaña rusa, un día todo estaba bien, el otro todo estaba mal y así nos íbamos. Hubieron extensos periodos de no habla, y ninguna de las dos daba su brazo a torcer. Cuando llegue a la adultez temprana, las cosas no cambiaron mucho que digamos. Diferentes discusiones pero el trasfondo continuaba siendo el mismo.

A mis 26 años por fin, he logrado entender a mi madre. Para mi uno de los enigmas mas grande en mi vida. Comencé a ser mas perceptiva, mayor comprensión, elevada comunicación, aumente mi grado de tolerancia hacia ella, pensaba “si mi mama no lo intenta yo si lo haré.

IMG_9440

Para mi sorpresa, nuestra relación  fue mejorando. Poco a poco, las discusiones fueron desapareciendo y los días en casa eran mucho mas llevaderos. Comprendí que no porque mi madre, no fuese una experta en el ámbito emocional o diestra en la vida familiar significaba que carecíamos de importancia o valor .

Yo nunca había contemplado a mi madre entre mi “selecto” grupo de personas a quien confío mis miedos, mis tristezas o mis dudas. Realmente, tengo el concepto de que las madres son madres y no la mejor amiga de los hijos, por consiguiente hay cosas que puedo y no puedo confiarle. Pero un día, realmente me sentía mal, la tristeza se apodero de mi. Curiosamente, lo único que pensaba en ese momento era: “Necesito a mi mama”. Necesito su abrazo, no necesito que me diga nada solo quiero que este ahí.

Pocos son los momentos que mi mama me ha visto llorar, ese día sin duda fue uno de ellos.  Logré sincerarme y mostrar mi lado mas vulnerable, puedo decir que ese día mi mama me levanto. En ese momento comprendí que contaba con todo el apoyo y amor de ella, siempre lo había tenido, solo era cuestión de solicitarlo.

Medito cada vez mas, que mi madre consciente o inconscientemente, vió en cada una de sus hijas la capacidad de salir adelante. Ella no necesita estar 24/7, cargándonos, alentándonos, llevándonos de la mano. Nos ha dejado ser libres, nos has dejado descubrir, decidir y expresar lo que somos. Quizás de una manera poco ortodoxa , pero mi madre me enseño el concepto de independencia,  el desarrollo individual, y el poder de salir adelante no importa que. Creó en mi los primeros pininos de resiliencia.

1494118162607

No quiero entrar en debate de lo que es ser o no un buen padre de familia. La verdad es que nadie esta 100% preparado para criar a otro ser humano. Suficiente tenemos con nuestros problemas, deficiencias, inseguridades, temores y problemas de autoestima para ahora resolver los de otro ser que al menos los primeros 15 años de vida depende 100% de nosotros. Un gran trabajo y digno de admirar!!

Por mucho tiempo critique y juzgue a mi madre por su “mal trabajo” , cuando realmente ella estaba dando su very best, a su propia manera. No puedo decir que ha faltado en mi vida, pues siempre intento estar en los acontecimientos mas importante de ella (graduación, competencias, concursos, etc). No existe manual, no hay formula, no hay receta que seguir al pie de la letra para enseñar a los hijos. Cada ser humano es un mundo y un mundo bastante complejo. Hoy por hoy, entiendo y agradezco completamente la labor de mi madre a lo largo de mi vida. El permitirme desarrollarme, crear mi propio criterio, decidir lo que quiero o no para mi vida, dándome lo esencial: comida, vivienda, educación y dos que tres lujos.

Lo mejor?.. Nunca me lo ha restregado en la cara. Como padres (No lo soy aun) pero puedo meditar, lo difícil que debe ser, darle todo a un ser humano, sacrificarse en ocasiones y literal entregarse por completo  para que en muchas ocaciones no se logre ver o sentir la retribución de lo entregado. Me pongo en ese lugar y honestamente es algo muy digno de admirar. Tener el grado de madurez para comprender que no porque lo entregues todo significa que te deban.

Muy seguido escucho como los padres , amenazan, presionan y extorsionan a sus hijos para generar el sentimiento de “agradecimiento” hacia ellos, lejos de esto lo que se genera es una culpabilidad y ansiedad inimaginable. La constante presión de ser lo que mi papa o mi mama espera y no defraudar. Honestamente, doy gracias por haber sentido esto en una bajo nivel en la escala, porque mis padres, específicamente mi mama, nunca espero algo que yo no podía ser. Esto no significa que no me empujaron a dar lo mejor y explotar mi potencial, sin embargo jamas han intentado forzarme a ser lo que ellos quieren que yo sea o lo que consideran que debo ser. Siempre ha existido el libre albedrío y la libertad de expresión. Lo que si se aseguraron fue de darme las herramientas necesarias para pensar, analizar, debatir y decidir lo que era mejor para mi. Mi propia elección, mi propio criterio, mi vida.

El agradecimiento no se gana con control ni con privación, se gana con tolerancia y comprensión. Con dialogo abierto y estimulación a la libertad. Pienso que nuestra labor como hijos, es recordarle o enseñarles a nuestros padres esto. En la vida temprana, necesitamos de  su apoyo incondicional, de ese brazo familiar para luego acercarnos al momento de vernos partir y emprender nuestro propio rumbo con la esperanza de que nos hayan dado todas las herramientas necesarias para luchar en este mundo.

Hasta el sol de hoy, todavía mi madre me da plena libertad, a pesar de cohabitar en el mismo techo (su techo) y doy gracias por ello. Hoy mas que nunca la amo, la aprecio y no puedo creer todo el tiempo que desperdicie “odiándola”, juzgándola y lastimándola. Siento que debimos pasar por todo esto para que yo lo comprendiera y finalmente lo hice!! Lo que pareció una tormenta, una tragedia, una desdicha, se convirtió en una de las enseñanzas mas grandes en mi vida!.

Te amo mama y gracias por dejarme SER. Todo lo que me proponga en esta vida, se que estarás ahí para apoyarme y alentarme, también para levantarme!!

IMG_8460.JPG

Saludos!!…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s